La espada fue el arma más importante del Japón medieval, principalmente tras la unificación por el shogun Tokugawa Ieyasu (principios del siglo XVII), época de tan grande era su importancia que, en 1588, fue declarada privilegio exclusivo de la clase guerrera. “La espada es el alma del Samurai” , dice Tokugawa Ieyasu.

Un Samurai era fácilmente reconocible en las calles por portar visiblemente dos espadas, una larga, la Katana (de 60 a 90 cm), usada en las luchas en locales amplios, y una menor, llamada Wakisashi (de 30 a 60 cm), para espacios cerrados (castillos, bosques). Daisho es el nombre dado a este conjunto, y representaba el status máximo de los Samurais, simbolizando, por ser prerrogativa exclusiva de la clase, el orgullo del guerrero. Había una tercer arma, el Tanto, una especie de puñal fino y con un solo filo que se llevaba escondido y era usado sólo en caso de emergencia.

La Katana era el arma tradicional de combate del Samurai. Por supuesto que el Samurai estaba entrenado en toda una diversidad de armas, se pueden contar la naginata, lanzas, arco y flechas y tambien en combate sin armas. Pero se sabía que cuando el Samurai desenfundaba su espada era mas temible que nunca, y raramente vencido.

El entrenamiento empezaba desde pequeño. Pero la finalidad de usar una espada no solo era tener un arma, mas bien era la unión mas mística y noble que un guerrero puede hacer.

Un Samurai crecía y se hacia hermoso y sabio con su espada, con el tiempo se convirtió en parte de el, en parte de su espíritu. Era el símbolo del honor en el combate, el mas puro honor en combate. Un Samurai jamas permitía que nadie tocara su espada, de hacerlo significaria deshonor, y se castigaba con la muerte. Siempe llevaba su espada con él, inclusive mientras dormía. La unión entre guerrero y metal eran como el fuego que tiempla la espada. De similar forma, la espada forma al guerrero en disciplina.

Es tradicional que antes y después de un combate la katana era preparada con cuidado y paciencia por el Samurai. Se convirtió en mas un rito que necesidad. El Samurai limpiaba las impurezas que había en la afilada hoja, dejandola reluciente, luego se enfundaba, y se estaba listo para el combate.

Las Katanas eran el espíritu viviente de los Samurai. Es de esperarse que aquellos que hacían estas espadas fueran tratados honrosamente. Se cuenta que antes de forjar una espada un artesano debia de purificarse y rogar a los dioses por bendciones. El proceso era largo, forjar el metal, darle la forma, y finalmente el proceso mas arduo, la elaboración de la hoja.

La espada Samurai posee fama por su metal irrompible. Esto no era un milagro. Era la labor de estos artesanos, que doblaban capas y capas de metal, y convirtiendolos en la hoja de la espada. Cuantas mas capas de metal tuviera, mas fuerte seria la espada. Se cuenta tambien, que algunas espadas tenian mas de 1000 capas.

El noble arte del Kenjutsu y su relacion con los Samurai trasciende lo mundano, se convirtio en algo espiritual.