“Si vas por un camino construido cada día con tus propias manos, llegarás al lugar donde debes estar" (Antigua máxima egipcia) Queda a la Filosofía, pues, la búsqueda y el encuentro de esas verdades que ayudan a armar el complejo cuadro de la existencia.